El blog de Alter Ego

El poder de los besos

SIlvia Pérez Manjavacas, psicóloga de alter ego

Silvia Pérez, Psicóloga de Alter Ego

El poder de los besos todos debemos conocerlo, los besos son buenos para la salud, ayudan a mitigar el dolor y liberan endorfinas. Los besos aumentan la oxitocina, hormona del apego y disminuyen el cortisol, hormona del estrés.Los besos también son el termómetro de una relación, ya que hay estudios que demuestran que las personas más satisfechas con su relación son aquellas que practican el arte de besar. Hay 22 tipos de besos eróticos recogidos en el Kamasutra y es que el poder de los besos en las relaciones sexuales influye en la producción de hormonas que tienen que ver con la excitación sexual.

Los besos son un signo de cariño e intimidad, entre amigos, o se dan de padres a hijos y de pareja.
El poder de los besos todos debemos conocerlo, los besos son buenos para la salud, ayudan a mitigar el dolor y liberan endorfinas. Ahora bien, no por ello vayamos regalando besos y que el beso pierda su valor. El beso es un tesoro y recomiendo darlos cuando: hay un buen acoplamiento, lo estamos pasando bien o queremos a alguien.
El poder de los besos está en que aumentan la oxitocina, hormona que detona los sentimientos de apego, encargada de crear vínculos de cercanía. Los besos, además, disminuyen el cortisol, conocida como la hormona del estrés.
Más allá del efecto psicológico, el cuerpo responde fisiológicamente a un beso, produciendo una sensación de bienestar y tranquilidad.
El poder de los besos en las relaciones sexuales, influyen en la producción de hormonas que tienen que ver con la respuesta sexual, con la excitación durante ese contacto físico.

¿Por qué cerramos los ojos porque cuando besamos? Cuando ejecutamos al mismo tiempo otras actividades placenteras como practicar sexo, bailar, queremos enfocarnos en el sentido del tacto mas que en el resto y de ahí que nuestros párpados se cierren casi acto reflejo. Al cerrar la entrada visual nos deja disponibles más recursos mentales para centrarnos en otros aspectos de nuestra experiencia. No obstante hay personas que besan con ojos abiertos, pasa más en hombres q en mujeres, no todas las personas son capaces de gestionar la cantidad de emociones que emergen en un beso al cerrar los ojos y que por eso los abren y también porque prefieren conectar mas con el presente.

A veces, besamos para conseguir cosas, esto es, los hombres besan como medio para llegar a un fin. En cambio, las mujeres besan para conocer y evaluar el nivel de compromiso de su pareja. Y esto que hacen las mujeres tiene su lógica, pues se ha demostrado que aquellos que se sienten más satisfechos con sus relaciones, o en cualquier pareja los mejores momentos posiblemente coinciden cuando aumenta el nº de besos que nos damos.
Los besos son el termómetro de la relación. Digamos que la calidad de la relación se puede medir a besos.
En la etapa del cortejo el beso es fundamental, porque si no te gusta la relación difícilmente va a avanzar. En la atracción tiene que ver con lo instintivo, esto es q si no nos gusta ese primer beso disminuye la probabilidad de un a segunda cita. Los poderes de los besos. Por eso tenemos que ocuparnos de aprender a besar y/o practicar y no dejarlo simplemente en una práctica adolescente. El beso requiere de atención e intención. Es cierto que el beso tiene un componente intuitivo. Sabemos besar. Pero es también cierto que en torno al beso hay todo un arte que te abre un mundo de sensaciones y el Kamasutra así lo recoge, en él encontramos 22 tipos de besos eróticos. El Kamasutra considera el beso una parte del acto sexual y se deben dar en cualquier parte y cualquier momento. Algunos de ellos son:
Broche: Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los del otro. Si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías la lengua o el paladar del otro se llama… “lucha de la lengua”
Inclinado: Cuando uno echa la cabeza hacia atrás y el otro te da un beso sujetándote por el mentón.
Del recuerdo: Después de haber tenido el encuentro sexual, con la pasión satisfecha y uno de ellos deposita su cabeza sobre el muslo del otro y la deja caer, besándole el muslo o el pie.
El beso que demuestra: cuando se da en lugares públicos. Uno se acerca al otro y le besa suavemente en la mano o en cuello.
Directo:: cuando los labios de los dos se unen directamente y se chupan como si fuera una fruta. los labios que se mordisquean y se acarician con la lengua.
Para encender la llama : Se besa en la comisura de los labios.
Beso viajero: Aunque parece que los besos siempre suelen centrarse en la boca, posar los labios en otras partes del cuerpo es una forma de excitar garantizada.
Beso que despierta: El beso que se da en las sienes, cerca del nacimiento del pelo cuando el otro está dormido, para despertarlo con suavidad.
No dudemos del poder de los besos y empecemos a besar mucho, en cualquier parte y lugar como recomienda el Kamasutra pero sin regalarlos, un beso de amor no se da a cualquiera, que el valor de los besos nunca se pierda.

Llámanos 91 308 63 53