El blog de Alter Ego

El otoño multiplica la posibilidad de encontrar pareja estable

SIlvia Pérez Manjavacas, psicóloga de alter ego

Silvia Pérez, Psicóloga de Alter Ego

En la literatura encontramos multitud de poemas dedicados al amor en otoño. Esto no es de extrañar puesto que, aunque cualquier estación del año es buena para encontrar el amor, el otoño tiene algo especial. Pero, ¿por qué la llegada del otoño es, y ha sido siempre, una de las mejores épocas del año para enamorarse?

 

La recogida de la cosecha y la llegada del frío

Tradicionalmente el otoño ha sido una época de abundancia, debido a que en esta estación se suele terminar la temporada de cosechas y los graneros y almacenes están a rebosar con los productos recién recolectados. Una vez procuradas nuestras necesidades materiales, tenemos más tiempo para pensar en nosotros mismos y esta circunstancia hace que estemos más dispuestos a establecer relaciones interpersonales.

Asimismo en estas fechas, con la llegada del frío y las primeras lluvias, las celebraciones pasan de realizarse en espacios abiertos a recintos cerrados y este ambiente de mayor recogimiento hace que se socialice de una manera mucho más íntima favoreciendo encuentros que, más adelante, podrían terminar en una relación de pareja.

El factor biológico

Aunque el ser humano ha evolucionado mucho desde sus orígenes, todavía estamos muy influenciados por los factores biológicos más primarios. Numerosos estudios científicos demuestran que, cuando bajan las temperaturas, nuestro cerebro emite señales que activan los instintos de protección y de socialización. Aunque la tecnología moderna nos da la posibilidad de comunicarnos a través de redes sociales, email, teléfono o vídeo conferencia, en nosotros se dispara una especie de “alarma”  biológica que nos impulsa a buscar la cercanía de otras personas y, de este modo, se multiplican las posibilidades de encontrar el amor.

Por otro lado, nuestro instinto de supervivencia hace que durante el otoño busquemos una pareja para pasar los meses más fríos. Al mismo tiempo, nuestro reloj biológico nos “avisa” de que ha llegado la mejor época del año para la reproducción, con el fin de que nuestros hijos nazcan durante la primavera, que es la estación en la que los recién nacidos tienen más probabilidades de superar los primeros días de vida, debido a la suavidad del clima. De hecho, muchas especies animales tienen descendencia durante la primavera (y, recordemos, el ser humano es un componente más de la cadena biológica). De este modo, el otoño es una buena época para encontrar pareja, especialmente si lo que buscamos es una pareja estable y no una relación esporádica.

Por tanto, las posibilidades de encontrar el amor se multiplican con la llegada del otoño por lo que, si estás buscando a una persona especial con la que compartir tu vida,  no dejes pasar esta oportunidad.

Llámanos 91 308 63 53

X