El blog de Alter Ego

CÓMO SOBREVIVIR A LAS FIESTAS NAVIDEÑAS…Y ADEMÁS DISFRUTAR.

SIlvia Pérez Manjavacas, psicóloga de alter ego

Silvia Pérez, Psicóloga de Alter Ego

¿De qué hablar con el cuñado pesado en Nochebuena o con aquel primo segundo que uf…en Nochevieja?, es algo con lo que tenemos que lidiar en estas fiestas navideñas.
Reunirse y que surjan conflictos es común. La presión por conseguir pasar un buen rato a veces actúa a la contra.
En estos días nuestra dinámica, rutina cambia y causa fricciones y si con nuestra pareja no hay una buena base de comunicación en vez de días de Amor y Paz serán días de Guerra.
Evitar ciertas conductas reducirá la aparición de conflictos.Aquí te damos consejos para que puedas además disfrutar estas fiestas navideñas.

¿De qué hablar con el cuñado pesado en Nochebuena o con aquel primo segundo que uf…en Nochevieja?, es algo con lo que tenemos que lidiar en estas fiestas navideñas.
Reunirse y que surjan conflictos es común. La presión por conseguir pasar un buen rato a veces actúa a la contra.
En estos días nuestra dinámica, rutina cambia y causa fricciones y si con nuestra pareja no hay una buena base de comunicación en vez de días de Amor y Paz serán días de Guerra.
Debemos romper los esquemas que nos mal predisponen, por ejemplo el esquema de que el cuñado o familia política es malo y si son familiares de sangre son buenos, con el fin de evitar la profecía autocumplida. Y tener en cuenta que personas difíciles o tóxicas puede haber en todas las familias. Aquí doy unos consejos para evitar los conflictos:
1) ignorar cuando te ataquen pues a veces es peor responder ya que se sienten atacados o juzgados.
2) Si no es suficiente solo con lo anterior, decir al anfitrión una frase tipo: “Pepe, dile a Pedro que se comporte”, esto funciona para que deje de molestarte, siempre que Pedro no lleve unas copas de más.
3) No perder de vista que una persona tóxica se lo pasa bien destrozando la cena. Es un juego fastidiar. Así es que lo siguiente es desvincular lo que te diga “Pedro” de tu autoestima y recuerda que el tóxico busca a alguien sensible, inteligente y repleto de valores para meterse (como diana) y esto es porque le está mostrando lo que el no tiene, por lo tanto, no permitas que tu autoconcepto se sienta afectado por esto. Porque posiblemente perciba esto y se siente amenazado y decide atacare para que tú ganes en inseguridad, pases a un segundo plano, no participes y no disfrutes de la cena en definitiva.

– Por lo tanto céntrate en disfrutar, no en lo que te pueda decir nadie.
– No hablar de política ni religión.
– Si tienes algún familiar con el que es probable que aparezca el conflicto siéntate lejos de él.
– Respetar a la familia política, tratar con cordialidad a todos.
– Comer bien.
– Sonreir y estar receptivo.

Conductas a Evitar para unas cenas navideñas tranquilas y en paz:

1) Enjuiciar, pues te hace estar en mala predisposición
2) Echar cosas en cara. No es el momento ni el lugar. Puedes decirle:”Lo hablamos otro día con un café” y no entrar al trapo.
3) Corregir o aleccionar. Así perdemos energía y nos ponemos en papel de grandes, con lo que se activa la soberbia.
4) Atacar o ponerse a la defensiva. No alimentemos el conflicto recuerda que el que se excusa se acusa. Mejor no dar explicaciones.
5) Querer llevar la razón. No hay que tener un punto de vista único.

La navidad es una época de amor cariño y amistad, no podemos hacer a nadie feliz, pues esto depende de lo que el otro tenga en su cabeza, pero si ofreces y contagias tu energía y alegría estarás ayudando, no es una ayuda concreta pero si un contagio.

Llámanos 91 308 63 53

X